¿Qué son las ‘soft skills’ y cuáles son las más valoradas?

Hace tiempo hablamos sobre la transformación digital y los nuevos puestos de trabajo. Según la OCDE1, el 22 % de los trabajadores españoles corre el riesgo de ser reemplazado por una máquina, mientras que el 30% de los puestos de trabajo experimentarán cambios significantes. Un informe reciente de Udemy for Business2 revela que España es el noveno país del mundo y el cuarto europeo en el aprendizaje de habilidades tecnológicas. Los conocimientos técnicos son, evidentemente, un factor clave para afrontar los retos y oportunidades, pero no es el único.

La importancia de las soft skills

La transformación digital también está influyendo en los modelos de negocio y, por tanto, en los recursos humanos. Este cambio continuo hace que las llamadas ‘soft skills’ o habilidades blandas se conviertan en un valor diferenciador y necesario en los nuevos entornos laborales. Las soft skills son habilidades innatas al individuo definidas por su forma de pensar, actuar y relacionarse: la inteligencia emocional, la creatividad, el pensamiento crítico, la capacidad de trabajo en equipo, la comunicación, la capacidad de liderazgo… Por simplificarlo de alguna manera, las soft skills son habilidades que “no caducan”.

Diferencias entre soft skills y hard skills

En el lado contrario tenemos las ‘hard skills’, es decir, los conocimientos o habilidades técnicas para desarrollar una actividad, como saber manejar un programa informático o utilizar una herramienta concreta. Éstas, a diferencia de las soft skills, sí estarían sujetas a “caducidad” cuando, por ejemplo, el programa informático tuviera que actualizarse a una nueva versión o la herramienta fuera sustituida por otra. Las habilidades duras se aprenden, mientras que las habilidades blandas se entrenan.

A pesar de las diferencias, la formación conjunta es clave para lograr la competitividad como aspirantes a los nuevos puestos de trabajo y, por consiguiente, para garantizar la competitividad de las propias empresas. El informe “Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro” de Udemy incide especialmente en la importancia de mantener una mentalidad orientada a la formación continua, la creatividad y la innovación.


¿Cuáles son las soft skills más valoradas?

Las soft skills más demandadas varían según las fuentes que consultemos. Algunos autores van más allá y hablan incluso de smart skills. No obstante, existe una clara alineación común en torno a las siguientes áreas:

– Mentalidad de desarrollo. La actitud proactiva y el afán de superación son valores muy importantes a nivel personal y dentro de la organización. La motivación mejora nuestro rendimiento, la productividad y el ambiente de trabajo. Esta capacidad nos permite estar preparados para afrontar cambios y evolucionar en entornos inciertos.

– Pensamiento crítico. La capacidad de observar, asimilar, analizar la información y razonar desde la lógica permite afrontar problemas y situaciones desde diferentes puntos de vista para ofrecer soluciones efectivas y eficientes.

– Comunicación. Las habilidades comunicativas son vitales para relacionarnos con personas de nuestro entorno (compañeros, clientes, proveedores…). La capacidad para transmitir ideas de forma correcta, la expresión escrita y oral, la escucha activa y la asertividad son muy valoradas en los procesos de selección.

– Trabajo en equipo. En muchas ocasiones se requiere colaboración conjunta para alcanzar los objetivos. Trabajar en equipo implica saber escuchar, asumir responsabilidades, delegar, gestionar adecuadamente el tiempo, gestionar conflictos y disponer de capacidad adaptativa cuando el equipo está disperso o trabajamos en remoto.

– Inteligencia emocional. La capacidad de comprender y gestionar las emociones influye positivamente en el desempeño del puesto de trabajo. La inteligencia emocional es una de las competencias sociales e interpersonales a considerar para acceder a puestos de responsabilidad, relación con cliente o gestión de recursos humanos.

– Creatividad. La creatividad es una habilidad muy valorada a la hora de afrontar desafíos en entornos participativos. Recurrir a la imaginación, olvidar ideas preconcebidas y abandonar la zona de confort posibilita nuevos enfoques.

– Liderazgo. La figura del líder es necesaria en cualquier proyecto para su correcta realización. Esta competencia está relacionada con la habilidad para gestionar equipos, tomar decisiones, asumir riesgos y motivar a las personas.

El éxito reside en una buena combinación

El éxito profesional reside en una combinación equilibrada de soft skills y hard skills. Si tuvieramos que elegir una habilidad concreta destacaríamos la capacidad de aprender, pero no desde la perspectiva exclusiva de adquirir nuevos conocimientos técnicos, sino orientada a la “adopción de una mentalidad de crecimiento, esfuerzo, superación y formación continua con la motivación como alma”. Esta actitud sienta las bases para adquirir y entrenar el resto de competencias profesionales y personales.

¿Cuándo y cómo entrenar las soft skills?

Disponer de conocimientos técnicos no es lo único que aporta valor de nosotros. Nuestra forma de ser, cómo nos relacionamos con los demás y, en definitiva, la manera de afrontar el día a día, puede llegar a decir mucho más de nosotros que lo que pone en nuestro currículum. Las soft skills son parte de nuestra personalidad, por lo que debemos cuidarlas, entrenarlas y ponerlas en valor.


Tal y como hemos mencionado anteriormente, una de las principales características de las soft skills es que podemos entrenarlas. Podemos moldearlas (de ahí el atributo ‘blandas’) para mejorarlas, fortalecerlas y aplicarlas en el trabajo y en nuestra vida personal. Desde IngeniaKids pensamos que sentar las bases en edades tempranas es clave para potenciar su desarrollo en las diferentes etapas educativas y posteriormente en la edad adulta. La plasticidad de los niños es ideal para adquirir buenos hábitos y competencias soft.

Esperamos que os haya gustado esta entrada. Os invitamos a contactar con nosotros si queréis más información o que escribamos sobre algún tema relacionado que os interese.

Imágenes: IngeniaKids, Unsplash, Pixabay

Marcos Blanco Galán

Marcos Blanco Galán

Fundador de IngeniaKids & Develti. Apasionado por la Tecnología y la Innovación aplicadas a Educación y Empresa. Consultor tecnológico para empresas y profesionales. ¿Hablamos?